Existimos porque alguien piensa en nosotros y no al revés

viernes, 23 de agosto de 2013

Desaliento





Fue un oasis quebrado
por sus juegos.

Un laberinto de
reproches sinsentido
donde se perdieron.

El ensayo fallido
del sabor amargo
de sus miedos.

La melodía agonizante
por no saber sintonizar
sus silencios.



2 comentarios:

  1. A veces, sin quererlo, lo que un día fue grande se va perdiendo, y cuando llega el fin, es tremendamente escalofriante, si ha habido amor antes...

    ResponderEliminar